12.24.2012

Hallellujah

Jeff Buckley sabía.

De un amor sin reservas,
sin notas dispares.
Surcado en aromas constantes
de melodía encadenada
y dulce.

De un hombre que amaba,
consciente.
De una mujer que soñaba,
inconsciente.
De un abrazo.

De un amor
eterno
perfecto
perpetuo.

Hallellujah.
Para siempre.
Para tí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada